lunes, 29 de abril de 2013

Día de puertas abiertas en el blog ... ¡finalista #espiraledublogs 2013!

Como en muchos centros educativos en estas fechas, te invito hoy al "día de puertas abiertas" de mi blog, en el que celebro que este espacio es uno de los finalistas de la VII Edición del Premio Edublogs de Espiral, en la categoría de blogs de "Reflexión educativa".
Fuente: OHMAGIF.COM, 12.2012



Dos entradas te servirán para entender mejor sobre qué va este blog:
El edificio tiene 5-6 plantas o secciones principales:
  • ¿QuÉduQuÉ?: Preguntas difíciles de responder sobre educación.
  • ¿QuÉduCuÁndo?: Cuestiones sobre orientación educativa.
  • EDUCuestionadores: Sección en el que comparto lo que aprendo en los entornos personales de otras personas que forman mi red o comunidad de aprendizaje.
  • EDUCAnCIÓN: Canciones relacionadas con la educación y que también pueden ayudarnos a reflexionar.
  • #TuitOrienta: Resumen periódico del proyecto de curación compartida de herramientas y recursos de orientación e intervención psicopedagógica que se apoya en herramientas como Twitter y Scoop.it. En el fondo es una "subsección" aplicada de ¿QuÉduCuÁndo?
  • PLE - Aprendizaje: Sección en la que explico las áreas de trabajo de mi PLE y qué elementos utilizo para construirlo.
Una ventaja de los blogs: no tienes por qué preocuparte si hoy no te da tiempo a visitar todas las "instalaciones"; ¡puedes volver cuando quieras!

Cuando los centros hacen un día de puertas abiertas "buscan" siempre algo. En mi caso, tengo dos objetivos que no quiero ocultarte:
  • 1º) Que, si te animas, me ayudes a convertir mi PLE en PLN, en una red de aprendizaje en la que tengas un papel activo, con comentarios aquí o en otros lugares que visito (puedes verlos en mi perfil en docente.me). En tiempos como estos, donde casi todas las palabras son anglicismos, permíteme que invente descaradamente una nueva eTIMOlogía para PARTICIPAR ... y aceptemos que viene del término inglés PARTY. Los días de puertas abiertas suelen ser precisamente eso, fiestas en las que charlar y compartir. Con esta idea tiene que ver la letra de una de mis canciones preferidas, I have a party in my head, del sueco Son of a Plumber - Per Gessle. No se me ocurre una mejor canción de fondo para este día de puertas abiertas.
"I have a party in my head / It's been there before / and if you wanna join' / please knock on the door"
  • 2º) Tal vez este no sea el lugar, pero yo también intento "venderte" algo. Como tantos, aunque tengo la fortuna de estar trabajando por ahora en el ámbito educativo, pero de manera inestable, así que sigo en permanente búsqueda activa de empleo ... Si conoces algún proyecto en el que seguir creciendo, no dejes de avisarme y contar conmigo (queduque@live.com).


Busco nuevos retos, proyectos y oportunidades laborales como psicólogo, 
orientador educativo, docente, ...

Gracias al equipo de #espiraledublogs por pensar en este modesto espacio para su premio y, sobre todo, gracias a todos los que, con vuestro apoyo o, simplemente haciendo aumentar el contador de visitas, me animáis a seguir escribiendo, a seguir creciendo. Un abrazo.

jueves, 25 de abril de 2013

¿Sobre qué debaten los orientadores educativos en LinkedIn?

No había publicado antes una entrada específica sobre el Grupo abierto de Orientadores Educativos de LinkedIn, que inicié en junio de 2012, pero que acabe de superar los 200 miembros me parece una buena excusa.


Esta es la descripción que incluí entonces:
"Grupo de intercambio de experiencias de profesionales de la Orientación Educativa (en activo o no) en España. Abierto a psicólogos educativos, pedagogos y psicopedagogos."

Poco a poco, el grupo ha ido creciendo. Estas son algunas de las estadísticas que ofrece LinkedIn sobre él:


No sé si 200 es un número bajo o alto para un grupo, pero sí me gusta en lo que se está convirtiendo. Por lo que veo, muchos grupos de LinkedIn son sólo un lugar para la autopromoción y publicidad personal. Aunque también haya quien lo utilice para eso, cada vez hay más debates abiertos que están convirtiendo el grupo en un espacio de participación activa. 

¿Qué me aporta formar parte de un grupo como este? Las opiniones de otros compañeros y compañeras en esos debates hacen que mi entorno personal de aprendizaje se convierta en una red en la que aprendo con todas y de todas estas personas. A pesar de trabajar teóricamente en equipo, los profesionales de la orientación e intervención psicopedagógica podemos sentirnos a veces un tanto solos. El grupo es un espacio para leer lo que piensan y están trabajando otros, para crecer y plantearse retos; para, en definitiva, seguir aprendiendo cada día.

Aquí tienes algunos de estos debates interesantes recientes en los que aún puedes participar:
Gracias a todos los que participan en este grupo. Nos leemos en las redes sociales.

lunes, 22 de abril de 2013

¿Serán virtuales los orientadores educativos del futuro?

Parece una broma pero este vídeo que he visto a través del blog de Russell Sabella hace que la pregunta no sea tan descabellada: ¿serán así los "next generation counselors"?


Al parecer, el USC Institute for Creative Techlologies (ICT) de Southern California, Estados Unidos, formado por psicólogos clínicos, científicos cognitivos, expertos en informática e inteligencia artificial, ha desarrollado "humanos virtuales" (sic) que piensan y se comportan como personas reales. En el vídeo podemos ver una herramienta para una entrevista en el ámbito sanitario que utiliza indicadores de expresiones faciales, postura corporal, patrones lingüísticos, descriptores conductuales, ... y otros índices para generar automáticamente respuestas en una especie de entrevista virtual.

¿Terminarán sustituyendo estos programas a los orientadores educativos? Es una pregunta inquietante. Por muy complejos que sean estos sistemas, sigo pensando que no serán capaces de aportar la interacción personal de un orientador educativo de carne y hueso ni la personalización de sus orientaciones. ¿Tú qué opinas? Puedes añadir un comentario en esta entrada, en Twitter o participar en el debate abierto en LinkedIn.
@alb_del_mazo




PD: Actualizo la entrada con algunos comentarios que he recibido en  redes sociales.

  • @DENED3 (Cristina Talavera, pedagoga): "Si perdemos la relación e interacción personal educador-educando por respuestas automáticas pierde validez y éxito" (22-04-2013)
  • @Siete_lunas (pedagoga): "El sistema se basa en signos externos, pero no existen patrones cerrados que puedan determinar las motivaciones internas" (22-04-2013)
  • @migibanez (orientador): "Lo veo dificil, hace falta un pakistani que esté en medio de todo... Sistémica pura y dura" (22-04-2013)
  • Rafael López Azuaga (maestro y psicopedagogo): "No entiendo cómo un robot es capaz de sustituir a un ser humano en algo en donde la afectividad, la empatía y la psicología son esenciales, ¡no que fueran tareas mecánicas! Mejor que sigan sirviendo como apoyo como un recurso más. El día en que los robots de este tipo nos reemplacen, pediré que metan mi cerebro en uno de esos chismes, y que el resto de mi cuerpo sea donado para el bien de la ciencia." (24-04-2013)

sábado, 20 de abril de 2013

¿Innovación y calidad educativa a través de la orientación? III Jornadas Nacionales de Orientación Educativa - Cuenca, 19 y 20 de Abril de 2013


Aunque me hubiera gustado, no he podido asistir este año a las III Jornadas Nacionales de Orientación Educativa, organizadas por APOCLAM y celebradas en Cuenca los días 19 y 20 de Abril de 2013. Las redes sociales, sin embargo, me han permitido seguir este encuentro con interés.

Comparto con vosotros el Tweetdoc con los tuits escritos durante estos días:


También recomiendo uno de los trabajos presentados durante estas jornadas, el "e-portfolio para la orientación vocacional", del orientador Víctor Cuevas.

Actualizaré esta entrada con enlaces a materiales y reseñas de esta Jornadas que se puedan ir publicando durante estos días.

martes, 16 de abril de 2013

¿Debemos elegir itinerarios académico-profesionales que nos hagan felices?

Son tiempos difíciles, con tasas de paro enormes. Tal vez no sean el momento de plantearse la importancia de la felicidad laboral, de la satisfacción en el trabajo.

Después de leer en otro blog que, según la Revista Forbes, ser docente es una de las profesiones más tristes, he "investigado" en qué se basaban los datos de estos estudios. 

Al parecer, estas listas de profesiones felices e infelices utilizan los "Career Bliss scores", índice que mide la felicidad en el trabajo en función de diversos factores.
"The CareerBliss data evaluates the key factors which affect work happiness, including: work-life balance, one's relationship with their boss and co-workers, their work environment, job resources, compensation, growth opportunities, company culture, company reputation, their daily tasks, and job control over the work that they do on a daily basis. The data accounts for how an employee values each factor as well as how important that factor is to the employee's overall happiness." (Career Bliss, 2012)
Por tanto, toman como factores para la felicidad en el trabajo, entre otros:

  • - La relación entre tiempo de trabajo y tiempo libre.
  • - La relación con el jefe o jefa y los compañeros de trabajo.
  • - El ambiente o clima en el trabajo.
  • - Los recursos de los que dispone.
  • - Salario.
  • - Oportunidades de desarrollo de la carrera dentro de la empresa.
  • - Cultura o filosofía de la empresa.
  • - Reputación de la empresa.
  • - Las tareas diarias que debe realizar cada trabajador.
  • - Control diario de la empresa sobre el trabajo realizado.


Me pregunto en qué medida deberíamos tener en cuenta temas como la felicidad en la orientación académica-profesional y sociolaboral. Los 'orientandos' tienden a preguntar más sobre las salidas de un itinerario. En otra entrada de este blog ya escribí sobre la empleabilidad. Una genial viñeta de Calpurnio nos recordaba hace unos días las dificultades para informar sobre dónde están las salidas en tiempos como los que corren.

Probablemente lo más adecuado sea pensar en cosas más pragmáticas (y cercanas) que la felicidad. También desde Estados Unidos nos llega estos días una dura carta de una alumna en su último año de Bachillerato, Suzy Lee Weiss, a todas las escuelas universitarias que la han rechazado ("To (All) the Colleges That Rejected Me", 29.03.2013) y algunas respuestas (como esta: "No, Fair Systems are Not Fair").

Si en nuestro país, como parece, las reformas "educativas" (¿?) nos llevan hacia un modelo similar al estadounidense, con un acceso a estudios universitarios limitado, es probable que acabemos añorando la tan criticada "selectividad". Y, de paso, a los que nos gusta hacer orientación académica y profesional, nos quedarán pocas "salidas felices" que ofrecer a quienes orientemos; tal vez sólo quede renunciar a la  felicidad inmediata y salir corriendo sin mirar atrás, por tierra, por mar o por aire, como se plantean los jóvenes y no tan jóvenes que inician su propio proyecto migratorio (o "movilidad exterior", como lo llamaba alguien estos días). No es un consuelo, pero, como leía ayer, tener que buscar tu felicidad laboral fuera de tu país de origen no es un tema exclusivo de España. 
@alb_del_mazo


PD:  Hemos iniciado un modesto debate abierto en Twitter a partir de la pregunta de esta entrada y otro en el Grupo de Orientadores Educativos de LinkedIn. Estás invitado/a a participar. 

martes, 9 de abril de 2013

¿Hay un problema de base en la escuela?


- Antes de partir, debo resolver algo – dijo El Principito a la serpiente – Viajaré con esta caja que me ha regalado un amigo aviador y no sé si es demasiado grande para mi planeta … ¡Allí es todo tan pequeño! Quizá tú, que resuelves todos los enigmas, puedas ayudarme.

La serpiente miró fijamente el dibujo del Principito.

Dibujo de Antoine de Saint-Exupéry


- Yo soy sólo una serpiente. Creo que lo que preguntas tiene que ver con un problema matemático. Deberías visitar una escuela, si sigues en línea recta hacia el sol muy pronto encontrarás una. En un par de días puedes regresar para nuestra cita.

Así fue cómo el Principito emprendió una última excursión hacia una escuela. Cuando llegó allí encontró un edificio extraño, con altas verjas. ¿Habría dentro algo peligroso o algún precioso tesoro?, se preguntó.

Antes de llamar al timbre, se dio cuenta de que la puerta estaba abierta. Decidió entrar y, ya en el frío edificio, vio un largo pasillo con otras muchas puertas. El Principito llamó a la primera de las puertas y decidió entrar. Encontró a algunos chicos y chicas más altos que él, de unos 13 o 14 años, sentados y escribiendo en sus cuadernos. Delante de ellos, un hombre con barba gris escribía de pie en la pizarra.

- Buenos días – dijo el profesor, volviéndose hacia la puerta.
- ¿Cómo puedo saber si esta caja es demasiado grande? – preguntó El Principito.
- Caramba, ¡un nuevo alumno! ¡Y no tiene respeto! ¡Ni siquiera da los buenos días!– dijo el profesor. Y el Principito recordó al rey del asteroide 325, para quien todos los habitantes del Universo eran súbditos.
- ¿Cómo puedo saber si esta caja es demasiado grande? – insistió El Principito, que era incapaz de retirar una pregunta una vez formulada.
- Bueno … - respondió azorado el profesor mientras escribía en la pizarra – El volumen de un prisma es el área de la base por la altura. A ver – dijo levantando la voz - ¿quién sabe resolverlo? ¿Nadie? ¿¿Nadie??

Los alumnos miraban perplejos la pizarra sin tener muy claro qué decir. Un gran silencio incómodo inundaba la sala.

- ¡Pedrito! – interrumpió por fin el profesor con un gran grito – Ve a la sala de profesores y que vengan un momento los profesores de primaria e infantil que estén de guardia.

Poco después, Pedrito regresó con dos señores algo más jóvenes. Al Principito le parecían mucho menos serios, más sonrientes. Incluso los niños cambiaron un poco su rostro de miedo y parecían más tranquilos.

- Mirad, un nuevo alumno – dijo el profesor de barba gris señalando al Principito – Y tiene una pregunta. ¡Repítela, niño!
- ¿Cómo puedo saber si esta caja es demasiado grande? – preguntó tímidamente mostrando su dibujo.

Los dos nuevos profesores se miraron ... y miraron también a sus alumnos.

- ¿No lo veis  – dijo enfadado el de la barba gris – Vuestros alumnos no han aprendido nada en Primaria ni  en Infantil. Es un problema de base. ¡No les enseñáis nada! Son unos inútiles y vosotros también. 
- Eso debe ser culpa de que en infantil se pasan el día echándose la siesta – dijo uno de los otros dos profesores – Luego se dedican a hacer lo mismo en Primaria.
- ¡La culpa es de las familias! – gritó el tercer profesor – No le dan importancia a lo que nosotros les enseñamos. Así es imposible.
- ¡Luego vendrán los de Pisa y hablarán mal de nosotros! - se escuchó una voz tras la barba gris.

El Principito se sintió defraudado y decidió abandonar sigilosamente la clase y salir del colegio. Desde fuera aún se escuchaban los gritos de los tres profesores regañando ahora a sus alumnos por su falta de conocimientos. 

Al salir por la puerta se encontró a otro niño, poco mayor que los otros que acababa de ver, cargando una caja de manzanas.
- ¿Qué haces? ¿Tú no estás en la escuela como los otros? – preguntó el Principito.
- No, cargo fruta para la tienda de mi padre – respondió con una sonrisa el niño - Me echaron porque faltaba mucho a clase y, cuando iba, hablaba y preguntaba demasiado. No hay nada allí que no puedas aprender aquí fuera – dijo el niño apoyando la caja sobre un banco por un momento.
- ¿Y tú me puedes ayudar a saber si esta caja y mi cordero son demasiado grandes? En el colegio me dijeron que era un problema de base, pero francamente no entendí nada. Hablan un lenguaje muy raro ahí dentro.
- Claro que te ayudo, sé mucho de cajas – dijo el niño riendo – Ahora mismo lo vemos juntos. Además, no es un problema de base, sino de altura: la escuela no siempre está a la altura de nuestras preguntas. Por cierto, ¿quieres una manzana? También puedo darte una para tu cordero.

Y los dos niños se sentaron a charlar mirando la hoja que sostenía el Principito.

Capítulo apócrifo de la obra de Saint-Exupéry 
como homenaje en el 70 aniversario del libro


Viñeta de El Roto
Viñeta de Frato


jueves, 4 de abril de 2013

¿Les queda a los orientadores/as tiempo para orientar?


Una pregunta muy difícil para una entrada muy breve.

Os dejo el enlace a un reciente tuit de una orientadora educativa de Estados Unidos bastante ilustrativo de un problema generalizado:



Traducción libre: "Me cabreo cuando los estudiantes dicen que su orientador/a está muy ocupado/a. Habría que poner a los orientadores a trabajar en cosas necesarias y dejarlos dedicarse a orientar". La pregunta para debate es clara: ¿Se ocupan los orientadores de muchas funciones que quizá no les corresponden y que limitan su intervención en aspectos más necesarios? ¿El problema depende en mayor medida de la ratio (número de alumnos por orientador) o del (sin)número de funciones que asumen los profesionales de la orientación? Difícil respuesta, me temo.

Edito la entrada para añadir algunas de las respuestas hasta ahora:
  • El orientador Víctor Cuevas cree que los orientadores tienen menos tiempo del necesario. Explica: "Yo atiendo a 850 alumnos y hago funciones de trabajador social, orientador, gestor, asesor, psicólogo... Al final, priorizas pero nunca llegas a todas las necesidades, ni de lejos."
  • La orientadora Isabel Ibarrola destaca el "escaso tiempo para orientar" y la "sensación de "hilvanar" sin profundizar en casi nada"
  • La maestra y psicopedagoga Antonia Navarro aporta su experiencia: "Hice mis prácticas de psicopedagogía en un departamento de orientación y me consta lo difícil que es llegar a tantos alumnos. Casi todo en la vida se consigue por una cuestión de prioridades. Logros seguro que conseguís aunque os sepan a poco."
  • Para el orientador Jesús Riaño, "La clave está en la formación del profesorado. Qué pide la administración para convertirte en profesor de secundaria: que sepas mucho de tu materia. Qué te piden los alumnos, familias y centro: que seas medio pedagogo, medio psicólogo, ... ¿Quién prepara a un profesor para realizar una entrevista con padres? ¿A realizar un proyecto? ¿A hablar con un chaval que tiene problemas personales? Si la administración espera que todas estas cosas los profesores las tengan en el ADN como "el sentido común", las cosas seguirán como hasta ahora."
  • Para el orientador José Marcos, "el tiempo para orientar está cada vez más en manos de la dirección de los centros. La ausencia de un plan de orientación y acción tutorial autonómico o nacional, está convirtiendo a los departamentos de orientación en lo que cada plan de centro quiera. Lo IES se están convirtiendo en cortijos o corralitos, en los que la ETCP es todo menos pedagógica. ¿Para qué sirven los equipos técnicos provinciales de orientación?

Puedes añadir tu comentario bajo esta entrada. Si lo prefieres, tienes un debate abierto en LinkedIn y otro en Twitter sobre el tema.